No paramos de oír como se habla de reuniones virtuales, congresos, convenciones, eventos híbridos…¿Pero sabemos cuál es la herramienta más potente de motivación para tus empleados, que puede ayudar a reactivar la empresa? Sin lugar a dudas EL INCENTIVO

En un momento en el que la prioridad ha sido, y es, avanzar, salir adelante como sea, dar el 200% y exigir a tus empleados echar el resto porque el momento así lo requiere, muchas empresas han dejado aparcadas las actividades de team building, todo lo que tenga que ver con incentivos, las convenciones… Pero si esto se mantiene en el tiempo, a la larga lo que disminuye es esa unión de los equipos. Es muy importante mantener la motivación alta en todos los equipos y aprovechar esas sinergias productivas y maravillosas que generan los incentivos.

La motivación de los trabajadores y la gestión de su felicidad laboral dependen de muchos factores. Entre ellos podemos encontrar desde un buen ambiente de trabajo hasta el reconocimiento de sus resultados. En este marco, los incentivos para empresas son la herramienta adecuada para conseguir mantener y subir la moral a los equipos de trabajo.

Los departamentos de RRHH y gestores de equipos se enfrentan en muchas ocasiones a la pregunta ¿cómo puedo dar el incentivo adecuado a mis trabajadores? Siempre está el incentivo económico, pero ¿un trabajador se mantendrá motivado sólo a base de dinero?

Pues bien, aquí es donde los incentivos para empresas basados en crear cohesión de equipo son una gran alternativa para mejorar el ambiente laboral. Estas experiencias, que van más allá del típico viaje de incentivos,  potencian habilidades y mejoran la cooperación, colaboración y comunicación de los equipos de trabajo.

Es evidente que después de la situación generada por el Covid, hay que tomar conciencia y empezar ante todo por las medidas de seguridad y sanitarias o hacer una revisión de lo que se ha hecho hasta ahora en incentivos y adaptarlo al momento actual.

Un punto a tener en cuenta siempre, es conocer muy bien a nuestros clientes para poder ofrecerles en cada caso, aquello que se adapte a su realidad. 

Creatividad, creatividad y creatividad. Hay está la clave para conseguir el ansiado efecto “WOW” que buscan en muchas agencias y empresas. 

Ya hemos hablado en otros post sobre la música y la incidencia que tiene sobre nuestros procesos mentales, sensaciones y percepciones. Si quieres que la música forme parte de tu equipo no dudes en contactar con nosotros. Te ayudaremos a encontrar la mejor forma de incluirla en esta nueva etapa que estamos viviendo en las empresas. 

“La música puede cambiar el mundo porque puede cambiar a las personas” Bono

Cerrar menú